Nüwa, una ciudad en Marte.

Siempre recuerdo y cuento que a Sebastián Rodríguez lo conozco desde Taringa, sí, aguante todo. Generar notas o post que sean interesantes con toda la competencia que había en Taringa era todo un desafío en aquel entonces, hace más de 8 años yo escribía sobre la evolución de las balas y él empezaba a cobrar notoriedad en el rubro de la arquitectura contando cómo ganó su primer concurso internacional. Por supuesto que en ese entonces no existía el uso full de twitter para estar familiarizados con los textos cortos, pero los caracteres del título eran muy limitados y realmente tenías que esforzarte para “pegarla” más allá del contenido.
Con el tiempo estudiar arquitectura fue un tema en común, pasaron los años y las redes sociales nos siguieron encontrando y manteniendo al día de los procesos que construimos, así fue como me enteré de este proyecto en Marte y con Seba nos animamos a contarlo de una manera apta para todo público, para que hablar de arquitecturas sea un tema más cercano a las personas. Así que vía meet desde Tucumán, Argentina donde vive él y en conexión con Posadas- Misiones desde donde escribo, arrancamos…

¿Cómo surgió esto de participar en un proyecto para diseñar en Marte?

-Bueno, esto fue un concurso de la Mars Society, cada año hacen un concurso, en este caso fue uno para diseñar una ciudad de un millón de habitantes en Marte, llegamos ahí con Gonzalo Rojas, amigo y compañero de Scenit, nuestro estudio de visualización, él conoce a Alfredo Muñoz, un arquitecto que dirige el estudio ABIBOO, de escala internacional que tiene sede en Miami, India, España, se pone en contacto con Gonzalo y le propuso esta idea del concurso, Alfredo pertenecía ya a Sonet, que es un equipo de  profesionales dedicados al desarrollo de hábitat sustentable fuera del planeta tierra, el concepto sería que la próxima vez que pongamos un pie en otro planeta sea de manera sustentable, sabiendo las experiencias que tenemos de lo que no se debe hacer con un planeta, con toda esa información poder ejecutar nuevas idea de manera responsable, desde cero. Entonces esta oportunidad es para eso, para probar que tal funciona ese concepto de responsabilidad. Es ahí donde Alfredo Muñoz lideró el equipo de diseño, que está conformado por él, Owen Pearce y Engeland Apóstol que son dos arquitectos británicos, Verónica Florido que es venezolana y está radicada en Londres y junto a Gonzalo Rojas y quien les habla, Sebastián Rodríguez hemos participado desde Argentina. Alfredo nos ofreció participar como diseñadores y con el proceso de trabajo el target nos llevó a ser coautores del proyecto.

Vimos al proyecto como una oportunidad de probarnos como equipo y adquirir una experiencia extrema, para ver si nuestra mesa de diseño también necesitaba más disciplinas.

Nuwa Cliff and Valley Cover

¿Tuvo repercusión local el proyecto en el ámbito de la arquitectura? 

-Pienso que es una cuestión de costumbre, parece medio lejano pensar en arquitectura en Marte, lo cual es cierto, y creo que pasa con cualquier precedente de diseño, también les habrá pasado a las personas que arrancaron a trabajar con los materiales reciclables después de un tiempo recién se empezó a tomar interés general.
Con lo de Marte, al principio tomó un carácter de noticia científica, el concurso en sí era científico y la parte arquitectónica era quizás el 20% así que logró poca prensa de arquitectura a través de Alfredo Muñoz, pero acá en el país, ustedes son los primeros que nos hacen una nota. ¡Bien ahí!

Contanos algo de Nüwa

-Bueno, en primer lugar, Nüwa sería la capital en este proyecto, con una población de entre 200.000 y 250.000 habitantes. Su nombre proviene de la mitológica diosa china, protectora de los humanos, que fundió cinco piedras para dar pilares sociales robustos, de ahí son cinco ciudades en total porque las bases del concurso así lo especificaban, podíamos usar varias locaciones, incluso los satélites de Marte, entonces decidimos hacer cinco ubicaciones de la cuidad por una cuestión estratégica incluso, investigando y compartiendo con un gran equipo información sobre lo que es Marte, en el ecuador de Marte es donde tenemos mejores temperaturas, oscila entre los -140° hasta los 20-30° en verano, son temperaturas bastantes frías a pesar de ser el planeta rojo y se lo considera como caluroso, y la ubicación en el ecuador sería bastante lógica ya que resulta ser la ubicación más templada del planeta. Los polos de Marte tienen hielo, entonces son sitios ideales para obtener agua y para brindar recursos a las demás ciudades, entonces con esta decisión lo que hacemos es distribuir los huevos de la canasta, distribuir los asentamientos, y optimizar una logística a largo plazo en la distribución de recursos.

 

Nuwa arrival view

¿Crees que este desarrollo de proyecto viene a sentar bases para los primeros ejercicios habitables en Marte, lo irán mejorando?

-Claro, esto es netamente un ejercicio de diseño propositivo y de evaluación de factibilidad, con tecnologías actuales, a través de todo el equipo científico de Sonet poder llevar a cabo ese diseño, una mirada estratégica de cómo debería ser la ciudad.

La movilidad en Marte

-En marte la gravedad es 38% entonces somos muchos más livianos ahí, si en la tierra pesamos 90 kilos, en Marte eso serían 30 kilos y el desplazamiento en vertical es mucho más favorable, por eso es que la estrategia de esta ciudad es el concepto de una ciudad en acantilado, una ciudad vertical, en la tierra tenemos ciudades y circulaciones horizontales, en Marte para poder cubrirnos de la radiación todo eso se desarrollaría dentro del acantilado, ahí no hay magnetósfera, que es la propiedad del planeta que desvía los rayos cósmicos que son peligrosos para el ser humano.
El transporte en dirección vertical del Muro (el interior del acantilado) se realizaría con ascensores en los vestíbulos del cielo y los agujeros. En la base y la parte superior del Muro, se utilizaría un sistema de trenes ligeros y autobuses para moverse en la dirección longitudinal del acantilado. El transporte de ciudad a ciudad se realizaría con trenes de autobuses/vagones en carreteras asfaltadas.
Los ciudadanos serían monitorizados mediante un dispositivo de control personal, para la localización, fines sanitarios y activación de protocolos de seguridad, pero la recogida de datos se regiría por una legislación clara. Habría aproximadamente 1500 camas hospitalarias por ciudad. Cuando una persona muere, su cuerpo se usaría como compost o se incineraría en una Torre de Concentrador Solar y su biomasa se incorporaría de nuevo al sistema. Sólo se heredaría una parte del dinero y las acciones y el resto se retornaría a la ciudad.

Materialidad

-Para la materialidad no hubo un estudio muy específico aún, porque en Marte habrá posibilidad de producir materiales, incluso metales, pero si hubo estudios para saber a qué esfuerzos estructurales deberán someterse los edificios, la atmósfera de Marte, con respecto a la terrestre es un 1% entonces para hacer un espacio habitable tengo que usarlos con cien veces la presión del exterior y eso genera un globo, cuanta más presión más grande será el espacio, la estructura debe poder soportar todo eso y que resistan a la flexotracción, no tanto a la compresión en determinadas partes sí, pero fundamentalmente a la tracción, los polímeros serán unos de los materiales más probables de producir como los metales, en este caso las estructuras deben seguir conteniendo la presión de la roca, eso fue el punto más desafiante, tuvimos que interiorizarnos científicamente en la superficie de Marte.

¿Cómo es el diseño a escala humana?

-En el ejercicio nosotros pensamos en personas que van a nacer, vivir, morir en Marte entonces esto sería el escenario principal de desarrollo. En este tiempo de pandemia también priorizamos los espacios de uso común, como los Green Domes que son espacios verdes, lugares de llegada los ascensores, idóneos para la relación pública, estarán las unidades habitacionales, pasillos comunes, hicimos mucho hincapié en la experiencia social y en que quizás todas las visuales al exterior sean experiencias panorámicas, y a través de visuales poder conectar con otros espacios habitables, la componente de la ciudad no es yo estoy al lado del otro, sino que estoy viendo que hay actividades y vida a pocos metros y los espacios invitan al acercamiento.

Nuwa Residential quarters
Vertical Garden

¿Se piensa en una independencia total de la tierra?

Sin dudas, es un plan, se planificó la independencia, la misma ciudad está pensada para ser autosustentable, pasa que si en la tierra surge otra pandemia y se corta la economía un proyecto como estos se viene abajo, entonces debe tener una solvencia a largo plazo.

¿Cómo lidian personalmente con esa idea de bueno, vamos a ponernos a ver como habitar otro planeta porque este ya está para atrás? 

-Buena pregunta, porque también va de la mano del porqué Marte, habiendo tantos problemas en la tierra, u otros comentarios que hemos recibido, tiene que ver con diseñar en un clima extremo, ponernos al límite como arquitectos, el hecho de que sea extremo nos lleva a optimizar al máximo los recursos, hacer esto nos dio un dato bastante interesante, por ejemplo, en la tierra actualmente se utilizan 10 mil metros cuadrados para producir alimentos, por habitante. Esto incluye cultivos, ganaderías, etc.Mientras que en marte ese número se reduce a 100 metros cuadrados por habitante, o sea de donde come 1 en la tierra en Marte comerán 100, también lo conversamos con Sonet para poder aplicar algo de estas ideas en la tierra, teniendo en cuenta que pudimos diseñar la alimentación contando con un entorno extremo, poder reproducir un modelo de alimentación más eficiente nos hizo repensar el despilfarro de recursos que tenemos en la tierra para producir alimentos. La mayor parte de la dieta será vegetal y la proteína animal se dará a través de insectos, cultivo de insectos, no es que vamos a estar buscando cucarachas y grillos a lo Marley, pero si vamos a estar procesando esas proteínas y pudiendo obtenerlas ya que son necesarias para la dieta.

 

¿Cómo es la infraestructura, teniendo en cuenta que no se busca cometer los mismos errores que en la tierra en cuanto a explotación de recursos naturales? 

-Bueno, en sí en Marte hay agua, en el suelo marciano con distintos procesos también se puede obtener agua y de los polos por el deshielo, a través de procesos como el uso microalgas que se encargarán de purificar el aire y el agua, serán aptos para el consumo. Por un lado, el agua se sistematiza para el cultivo, también con un sistema de recupero. Y en cuanto a energía, la solar será la óptima para desarrollar la ciudad, en las imágenes de Nüwa se ven tres tipos de paneles solares, que aprovechan al máximo la energía solar, el gran problema es que en Marte cada tanto hay tormentas de arena y polvo que hacen que se reduzca la captación de energía solar, por lo tanto, usamos una planta nuclear de backup, para mantener al menos los servicios vitales, imagínate que allá se corta la luz y morimos todos.

¿Cómo fue el trabajo interdisciplinario, me interesa muchísimo, por el mismo concepto que tenemos instalado de que el arquitecto, urbanista etc. son los únicos y más aptos para pensar ciudades?

-Bueno, es una pregunta genial, te cuento primero como fue trabajar en esto y después como pienso. El hecho de tener que trabajar con científicos tan grosos como el líder de Sonet que formó parte del equipo que descubrió el exoplaneta más cercano a la tierra, después profesionales como científicos catalanes que han hecho estudios sobre las microalgas que hacen que se usen 10 veces menos agua y luz para producir un mismo volumen de alimentos no te da mucho espacio para el ego, lógicamente no siempre nos va a tocar trabajar con eminencias pero si es muy importante ubicarse, el arquitecto tiene un halo cultural a deconstruir de creer saber cómo hacer las cosas, pero no deja de ser un ordenador, el arquitecto tiene que escuchar a todas las partes y decidir qué hacer con esa información. No solo escuchando hacia arriba sino aprendiendo de “todos los roles de la construcción”porque por ejemplo si vemos a un gasista como un subordinado nuestro estamos pensando que nosotros tenemos que ordenarle a él y en realidad el diseño es un ida y vuelta, si él te dice que tiene que romper una pared porque yo no preví el espacio para el hueco del codo se complica, y eso hay que escucharlo, el trabajo interdisciplinario comienza ahí, escuchar los oficios, tener en cuenta todo, trabajar en conjunto por el bien del diseño mismo.

Cambiando de tema ¿Cuál es la banda sonora de Marte? ¿Habrán recitales?

-Bueno en sí para generar sonido se necesita cierta presión atmosférica que la vamos a generar para hacerlo sí o sí…la música se va a escuchar igual que acá, pensamos en unos túneles que tomarán el carácter de micro estadios donde esas experiencias serán seguramente increíbles.
Pero si pudiera sonar Angram, Pendulum, DeadMau5, que es un poco más espacial y me lo imagino como el folklore de Marte (jajajaja).

Teniendo en cuenta que somos también todas las artes que consumimos, ¿Qué crees que los llevó a esas morfologías, tectónicas y demás?

-Tal cual, somos como esponjas y cuando diseñamos de algún modo eso queda en evidencia, si bien no soy muy fanático de Zaha Hadid, y me gusta más Louis Kahn el producto es en sí muy futurista, de por sí se lo piensa así a Marte, pero yo creo que no hubo tantas referencias sino la intención de buscar algo más original, la búsqueda constante como desafío, pero si nos motivó muchísimo los lanzamientos de Space X, los interiores de las naves rusas tuvieron su evolución exponencial, eso nos inspiró en el sentido de decir nos es sólo una cápsula, hay una intención de diseño un poco más humana, con valores más estéticos.
Las artes serán una parte fundamental de la Sociedad en Marte. Cada macro edificio incluye Art-Domes para animar e inspirar a los ciudadanos de Nüwa y sus ciudades hermanas. Las instalaciones recreativas involucrarían a los ciudadanos en actividades físicas como deportes, juegos y entrenamiento físico, actividades sociales, camping y actividades artesanales.

Art Dome

¿Cómo se piensa gestionar la economía, desde el hecho de tener que trasladarse hasta allá?

En una fase inicial, la colonia de Marte comenzaría como una corporación gestionada por los gobiernos de la Tierra y los cuerpos y los habitantes tendrían la condición de trabajadores. Después se debería entrar en una fase de crecimiento exponencial y elegir a sus representantes en un ayuntamiento de Marte, que se ocuparía de asuntos locales y logística de desarrollo. Sus habitantes ahora serían ciudadanos y recibirían ingresos como accionistas de la ciudad. Una vez que se llegara a una población de 500.000 personas, se dirigiría hacia una sociedad independiente gobernada por su propia Constitución y leyes.
En Marte, el dinero de la Tierra se sustituiría por micros, una moneda que se puede utilizar para comprar parte de la infraestructura excedentaria en el ayuntamiento de Marte, proporcionando un valor de activo intrínseco a la moneda. La propiedad de la moneda sería limitada para mitigar la desigualdad social.
Una de las ideas principales del concepto Nüwa es la igualdad social: todos los ciudadanos son considerados accionistas de la ciudad, lo que a su vez proporciona todas las necesidades básicas. Todo el mundo es parte de la ciudad y la ciudad es cada uno.

¡Gracias por esta nota Seba, la verdad nos pusiste al tanto sobre lo que fue diseñar y estar metido prácticamente en otro planeta para elaborar algo de esta magnitud, estamos orgullosos de ustedes!

© Crédito imágenes y video: Abiboo Studio, Gonzalo Rojas y Sebastián Rodríguez